Blog

Alergólogos de la provincia de Alicante se reúnen en la Vall de Laguar para conocer in situ la flora

Alergólogos de la provincia de Alicante se reúnen en la Vall de Laguar para conocer in situ la flora

Una treintena de especialistas en Alergología, entre personal facultativo y de enfermería, procedentes de distintos departamentos de salud de la provincia de Alicante han realizado una jornada en la montaña del Vall de Laguar para conocer in situ la flora autóctona. El objetivo es identificar las propiedades de la vegetación local y su capacidad alergógena.

Para Mónica Antón, Presidenta de la AVAIC, «los alergólogos tenemos que conocer bien los distintos tipos de pólenes que hay para saber qué es lo que está afectando a nuestros pacientes; incluso si hay plantaciones de nuevas especies, tenemos que conocerlas».

La reunión, que ha tenido como núcleo principal de trabajo de campo las afueras de la localidad de Benimaurell, ha estado organizada por AVAIC, Asociación Valenciana de Alergología e Inmunología Clínica.

Se trata de un encuentro de carácter anual que itinera por cada una de las comarcas de la Comunidad Valenciana. En esta ocasión la elegida ha sido la Marina Alta, rica en ácaros, parietaria, gramíneas y olivo.

El grupo ha estado tutelado por dos etnobotánicos, que han destacado la importancia de conocer no solo de las características biológicas de las distintas especies vegatales, sino también otros factores como la climatología.

En este sentido uno de los expertos, Daniel Climent, ha señalado que «el conocimiento de topónimos, como por ejemplo «La Carrasqueta» nos ofrece también una idea de la abundancia de determinada especie en una zona concreta. Son detalles, añade, a tener en cuenta, ya que pueden convertirse en una buena herramienta para el paciente y así evitar frecuentar lugares con determinados toponímicos en épocas de floración«.

La importancia de la vacuna

Por su parte, la alergóloga del Hospital de Dénia, Irene Iglesias, ha destacado la importancia de la inmunoterapia como el arma terapéutica más efectiva para los pacientes alérgicos.

La vacuna está indicada a partir de los 5 años de edad. Se suministra en dosis mensuales un mínimo de 3 años y un máximo de 5.

 

X